La Monja revienta la taquilla y nada más | Reseña

Comparte el horror:

 

La Monja es el estreno del pasado fin de semana. Un spin-off que se desprende de El Conjuro 2 y continúa con el universo de jump scares más importante de nuestros tiempos. En su primer fin de semana ha rebasado la expectativa de la taquilla. Sin embargo, esto no asegura que sea buena.

Aunque económicamente ha sido un rotundo éxito, alcanzando los $53.5 millones de dólares en Estados Unidos y $131 millones de dólares a nivel mundial, La Monja se ha quedado muy corta. Antes que nada, debemos entender que esta franquicia se vale del susto fácil. Excepto por El Conjuro, todas las secuelas han ido por el mismo camino sin variante, repitiendo una fórmula fácil, que puede ser muy efectiva bajo una buena dirección como la de James Wan. Lo malo de los spin-offs es que son dirigidos por otros y, aunque producidos por Wan e intentando replicar su técnica, nunca han estado al nivel de lo que él hace mejor.

El Conjuro llegó en el 2013 como un producto nuevo que se inclinaba más por crear una atmósfera escalofriante con algunas escenas y los sustos que tanto le encantan a James Wan. Posteriormente, tuvimos la desgracia de ver Annabelle, siendo destrozada por el director John R. Leonetti. Un personaje que pudo haber sido muy interesante, no sólo recibe un mal trato, sino una secuela peor. Annabelle 2 trató de levantar a la primera con la idea de que iba a explicar el origen, cosa que hace en 3 minutos, continúa con lo mismo de siempre que resulta bastante predecible.

El Conjuro 2 se estrenó en el 2016 para continuar con las extrañas historias de los Warren. Fue una película que arriesgaba menos que la primera. Con la ambientación oscura en cuanto a iluminación solamente, incluso los personajes no logran tener la fuerza suficiente para ligarnos a ellos. Un buen producto, entretenido, pero no la historia de horror que se esperaba. De aquí se podían desprender dos personajes: La Monja, que nos da el toque creepy durante la película, y The Crooked Man, tan extraño que queremos saber más.

Lo malo, es que siempre nos hacen lo mismo. Nos presentan a un personaje que resulta atractivo en “Los Conjuros”. Anda por ahí, rondando, queremos saber más. Y cuando por fin llega un spin-off, nos muestran una historia que hace decaer a estos personajes.

La Monja, protagonizada por Demian Bichir, Taissa Farmiga, Bonnie Aarons y Jonas Bloquet, y dirigida por Corin Hardy, se estrenó este fin de semana. Era una de las más esperadas y se le hizo muchísima publicidad. Algunos hasta se atrevían a retarnos con “¿La acabarás de ver?”. Si no te duermes antes, ¡claro!

La película comienza con una escena gancho, la aterradora monja. Posteriormente, nos va presentando a los personajes que se encontrarán cara a cara con ella en el convento macabro de Rumania. Las escenas inverosímiles llegan pronto, no se las contaré porque aún tienen oportunidad de verla. Pero hay cierta secuencia en un cementerio por la noche que no viene al caso, y la manera en la que se desarrolla es la peor, que ni suspenso te brinda. El Padre Burke y la Hermana Irene comienzan a investigar qué ha sucedido en el convento. El Padre Burke se queda dando vueltas en círculos, mientras que los chismes viajan rápido a la Hermana Irene. Y es que quieren resaltarla como parte esencial de la película, pero nuevamente, la forma no es la adecuada.

En esta película hay muy pocos sustos que resultan previsibles. Intentan hacer lo mismo que vimos en El Conjuro 2 con las cruces, pero ya no resulta aterrador. Lo mejor es la música. Quizá la intención haya sido crear esa atmósfera oscura a partir de ella. Eso sí lo logra, la música es escalofriante… Hasta que en un momento se vuelve épica y parece que estamos viendo otra película. Y es cuando llega una gloriosa escena (sólo faltaba el ventilador de La Rosa de Guadalupe). Incluso las cosas que ambos personajes tienen que descifrar son obvias.

La película es encajada en el universo de El Conjuro de manera perfecta con un principio que nos da un contexto y un final que lo continua con escenas de El Conjuro 2.

La Monja pudo haber sido una película muy oscura con el tema. Sabemos que los estudios van por lo fácil y han conseguido lo que querían, vender muchos boletos en el mundo. Sacrifican lo escalofriante y ahora hasta los sustos fáciles. Para conocer simplemente la historia de la monja y no perder una porción de la franquicia, puede resultar entretenida. No esperen que sea aterradora, como la han vendido. Parece que no tendremos lo que queríamos de ninguno de estos personajes.

 

La Monja (Tráiler)

Comentarios
Adri Otero
Sígueme

Adri Otero

Maestra del miedo. Amante del horror, del metal, de los videojuegos. Autora de "Evocaciones Lóbregas".
Adri Otero
Sígueme

Latest posts by Adri Otero (see all)

Adri Otero

Maestra del miedo. Amante del horror, del metal, de los videojuegos. Autora de "Evocaciones Lóbregas".